Cómo aplicar una estrategia de Human-Centric Marketing en tu negocio

En sus inicios, hace ya un tiempo, el Marketing “tradicional” se centraba en el consumidor. Hoy, su enfoque ha evolucionado considerablemente: nos encontramos en la era del Human-Centric Marketing

Antes que nada, es esencial que tengamos detectadas las características demográficas, psicográficas, necesidades e intereses de nuestro público objetivo. Si aún no tienes esta información identificada, te recomendamos revisar el siguiente generador de buyer persona.

Los usuarios en la actualidad, están acostumbrados a interactuar y compartir sus puntos de vista más personales. El éxito de nuestro negocio ya no se mide únicamente por las ventas, sino en función de la relación que tengamos con las personas que forman parte de él: clientes, empleados, proveedores e incluso la sociedad a un nivel global. 

Lo queramos o no, tenemos un impacto considerable en todos ellos. No podemos ignorar esta transformación y la forma en la que las prioridades han cambiado. Es necesario e imprescindible tomar medidas que contribuyan al desarrollo y bienestar de todos aquellos que forman parte de nuestro negocio.

“Si cuidas de tus empleados, ellos cuidarán de tus clientes». – Richard Branson

El Human-Centric Marketing surgió cuando las empresas descubrieron la gran importancia de reconocer y valorar a sus consumidores por su lado humano y no únicamente como un canal de ventas. Un negocio que se centra en este tipo de estrategias, tiene como punto de partida integrar valores como la empatía, justicia, reciprocidad, amabilidad y compasión en todos sus procesos. 

Pero, ¿cómo podemos implementar en nuestra empresa un enfoque de este tipo? Podemos partir respondiendo las siguientes preguntas:

  • ¿Qué podrían conseguir las personas que forman parte de mi empresa?
  • ¿Cómo afectan nuestras decisiones empresariales a las personas?
  • ¿Cómo podemos crear valor para las personas que trabajan en la empresa?

Y, ¿en qué beneficia esta práctica a mi negocio y a su relación con los diferentes factores humanos que lo componen? Te compartimos algunas de las principales ventajas de aplicar el Human-Centric Marketing en tus estrategias:

Rentabilidad.

Ofrecer un buen ambiente laboral y tareas que motiven al personal, logrará que tus colaboradores se involucren afectivamente en lo que hacen y aumentará su productividad. A su vez, esto brindará resultados favorables en la imagen de tu empresa y en sus ventas.

Detecta nuevas áreas de crecimiento.

Al conocer a profundidad las necesidades reales de tus clientes potenciales, puedes saber si tu marca es una alternativa para satisfacerlas exitosamente, y también, descubrir cómo mejorar con la finalidad de brindarles el mejor servicio y experiencia posible. 

Buena imagen hacia tu mercado.

Los clientes perciben de forma positiva a las empresas que se dan el tiempo de escuchar lo que realmente necesitan y sobre todo, de entender lo que hay detrás de esas necesidades. En la actualidad, es de gran importancia y utilidad fidelizar a nuestros clientes e impulsar las recomendaciones de boca en boca.

Impacto social positivo.

Ser parte de una marca que se preocupa por las personas genera un impacto positivo en la sociedad. Hará que tus colaboradores estén entusiasmados y felices de formar parte del proyecto, lo cual se reflejará en la calidad de su servicio hacia tus clientes.